• Twitter
  • Facebook
  • Google+
  • Instagram
  • Youtube

«La hija del desierto» de Georgina Howell


Biografía de Gertrude Bell
Hay ocasiones en las que los libros que más nos fascinan son aquellos que no buscamos; aquellos que nadie nos recomienda; aquellos que nos aguardan en un anaquel perdido de cualquier biblioteca.

Así fue como me encontró La hija del desierto, libro de Georgina Howell, que configura la obra biográfica de una fascinante mujer: Gertrude Bell (1868-1926).

Gertrude Bell fue arqueóloga, fotógrafa, traductora, alpinista, lingüista, escritora y espía; de hecho, cualquiera diría que no hubo empresa que cometiera que no resultara ser un éxito. Sin embargo, la historia, tal y como ha hecho tantas otras veces, no la ha recordado todo lo que debería, e incluso cuando se realizan referencias a su persona en películas como El paciente inglés, se mencionan los mapas que ella misma cartografió como si se tratara de un hombre.

Hay ocasiones en las que los libros que más nos fascinan son aquellos que no buscamos; aquellos que nadie nos recomienda; aquellos que nos aguardan en un anaquel perdido de cualquier biblioteca.
 
Georgina Howell, editora de Vogue y articulista de Sunday Times, aborda en su primer trabajo como biógrafa la vida de esta heroína decimonónica desde sus orígenes de noble cuna, con una fortuna familiar que le facilitó llevar la vida que llevó, hasta su suicidio con cincuenta y ocho años.

Descubrimos así, además de sus historias familiares y sentimentales, sus estudios en Oxford, donde se convirtió en la primera mujer merecedora de una matrícula de honor en historia moderna; sus viajes alrededor del mundo; sus estudios de persa y árabe; sus estancias en Oriente Próximo; sus logros como alpinista, en una época en la que no se habían inventado ni los mosquetones ni el nailon; su amistad con T. E Lawrence; su trabajo en Egipto para los servicios secretos ingleses; y su participación en la Conferencia de El Cairo, en 1920, donde acompañó como consejera a Winston Churchill.

Durante su intensa vida, en la que es recordada como la creadora de la Biblioteca Pública y el Museo Iraquí de Bagdad, Bell publicó las traducciones al inglés del poeta sufí Hafiz, en una antología titulada The Diven of Hafiz (1897), así como numerosas obras sobre sus expediciones, entre las que destacan Amurath to Amurath, ilustrada con sus propias fotografías.

La biografía de Howell se lee con la facilidad y el embelesamiento que provoca una historia narrada con fidelidad y admiración hacia su protagonista, en la que sorprenden las apariciones breves de autores como Henry James o Charles Dickens, así como las referencias a William Morris o Leonard Woolley.

Como resultado, La hija del desierto nos conduce por la vida de una mujer que consiguió todo lo que se propuso, salvo el amor.

HOWELL, Georgina. La hija del desierto. Trad.: Roca Comet, Montse. Barcelona: Lumen, 2008. ISBN: 978-84-264-1658-2.

Ubicación

A Coruña, Galicia (España)

Correo electrónico

info@silviapato.es